04 nov. 2015

EL FINIQUITO DEL ALQUILER

Art. 16. El finiquito alquiler

De la misma manera que es imprescindible hacer por escrito el contrato de alquiler, ya que allí se establecen las cláusulas y condiciones que han de regirlo, también es absolutamente necesario que la finalización del contrato sea de manera consentida por las partes y que conste por escrito, aunque muchísimas veces las partes omitan este trámite.

Es un documento muy sencillo, el mismo debe contener los siguientes datos: 

  • Declaración de finalización del contrato y entrega de llaves de conformidad con las partes.
  • Si procede, manifestación de alquileres o suministros pendientes.
  • Fecha del documento.
  • Identificación de los intervinientes y de la vivienda objeto del contrato.
  • Especificación de si la propiedad está conforme con el estado en el que se encuentra la vivienda.

Todo lo anterior exige que haya acuerdo entre las partes para dar por terminado de forma legal el arriendo.

El arrendador y el arrendatario en caso de desacuerdo para finalizar el contrato deben acudir al juez, ya que cualquier otra forma de considerar terminado el arriendo, como entrega de llaves al portero, deposito de llaves en notaría, etc., puede tener la consecuencia no deseada de que el inquilino sea condenado a pagar los alquileres desde el abandono físico del inmueble hasta el día que el Juez declare terminado el contrato así como las costas del procedimiento.